miércoles, 12 de enero de 2022

La Domótica en el Hogar

 

Tenemos como propósito incentivar a aplicar una nueva tecnología en nuestros hogares y demás, llevando a cabo esta nueva instalación eléctrica que viene a ser la "domótica", que nos permitirá como primer paso el ahorro de la energía y el confort ideal para nuestros hogares.

¿Por qué confiar en la Domótica?

La evolución marca el ritmo de la vida y las casas tampoco pueden escapar a ella. De la cueva con fuego para calentar e iluminar, luego las antorchas, las velas, el candil y por último: la electricidad.

La electricidad nos ha permitido elevar el nivel de confort en nuestras casas y ha dado paso a la entrada de los electrodomésticos: lavadora, nevera, lavavajillas, horno, secadora, televisores, computadoras, licuadoras, máquinas capaces de realizar tareas cotidianas de forma casi autónoma (aún queda por solucionar la carga y descarga de las mismas), elevando nuestro nivel de confort a cotas en otro tiempo inimaginables.

Estas máquinas no existirían sin el desarrollo de una nueva evolución: la electrónica, permitiendo realizar programaciones (rutinas), que regulan cada proceso (lavado en frio, grabación de un video).


La siguiente evolución que ha llegado es la Domótica, que se encarga de la integración y regulación de ambos sistemas (eléctricos y electrónicos), de tal manera que "la casa" es capaz de "sentir" (detectar la presencia de personas, la temperatura, el nivel de luz,…) y reaccionar por sí sola a estos estímulos (regulando el clima, la iluminación, conectando la alarma), al mismo tiempo que es capaz de comunicarse e interactuar con nosotros (telecontrol) por multitud de medios (pantalla táctil, PC, celulares, Tablet, Smartwatch), llegando a elevadas cotas de confort, seguridad y sobretodo: ahorro energético.

La Historia de la domótica comprende una serie de etapas, desde los primeros protocolos orientados al "control remoto", hasta los grandes protocolos capaces de realizar "funciones lógicas complejas", para satisfacer las más exigentes programaciones de regulación y preparados para la verdadera Revolución Domótica: La Autorregulación.

domótica


¿Qué es la Domótica?

Se entiende como la incorporación al equipamiento de nuestras viviendas y edificios de una sencilla tecnología que permita gestionar de forma energéticamente eficiente, segura y confortable para el usuario, los distintos aparatos e instalaciones domésticas tradicionales que conforman una vivienda (la calefacción, la lavadora, la iluminación…).

La Domótica busca el aprovechamiento al máximo de la energía y luz solar adecuando su comportamiento a nuestras necesidades.

Aplicaciones de la Domótica

Las posibles aplicaciones son innumerables dadas las posibilidades de la Domótica y las posibles necesidades de los propios usuarios, por ello trataremos de agruparlas en algunas comunes. Son:

En el ámbito del ahorro energético.

a) Programación y zonificación de la climatización.

b) Racionalización de cargas eléctricas: desconexión de equipos de uso no prioritario en función del consumo eléctrico en un momento dado. Reduce la potencia contratada.

c) Gestión de tarifas, derivando el funcionamiento de algunos aparatos a horas de tarifa reducida.

En el ámbito del nivel de confort.

a) Apagado general de todas las luces de la vivienda.

b) Automatización del apagado/ encendido en cada punto de luz.

c) Regulación de la iluminación según el nivel de luminosidad ambiente.

d) Automatización de todos los distintos sistemas/ instalaciones / equipos dotándolos de control eficiente y de fácil manejo.

e) Integración del portero al teléfono o del videoportero al televisor.

En el ámbito de la protección personal y patrimonial.

a) Detección de un posible intruso.

b) Simulación de presencia.

c) Detección de conatos de incendio, fugas de gas, escapes de agua.

d) Alerta médica. Teleasistencia.

e) Cerramiento de persianas puntual y seguro.

En el ámbito de las comunicaciones.

a) control remoto.

b) Transmisión de alarmas.

c) Intercomunicaciones.

 

Tipología de la vivienda

Separamos dos tipos de vivienda: la existente y la de nueva construcción, así como los edificios terciarios.

La oferta actual de productos y servicios Domóticos es atractiva y se adapta a cualquier tipología de vivienda y/o edificio, ya sea existente o de nueva construcción.

Nueva Construcción

En el caso de vivienda o edificio de nueva construcción o de rehabilitación profunda, se recomienda la colocación de un cableado específico que transmita la información necesaria entre los diferentes elementos del sistema.

Reforma

En el caso de vivienda/edificio existente los requisitos de instalación son mínimos ya que es posible aprovechar la propia red eléctrica de la vivienda y la tecnología radio (sin cables) como medio de transmisión.

En cualquier caso, los mecanismos de uso son actualmente sencillos y su coste se ha reducido sensiblemente en los últimos años.

En cuanto a la tipología con referencia a las personas, es muy necesario mencionar la importancia de los sistemas Domóticos para personas mayores o discapacitadas. En estas circunstancias algunas medidas de confort se convierten en necesidades vitales y los mecanismos de seguridad cobran un interés específico evidente.

Elementos de la Instalación

Son muchos los elementos que componen los distintos sistemas de automatización de viviendas y edificios, desde una central de gestión para sistemas centralizados hasta un control remoto. Dentro de esta multiplicidad de elementos, empezamos con la definición de dos elementos muy característicos: los sensores y los actuadores.

Sensores

Los sensores son los elementos que utiliza el sistema para conocer el estado de ciertos parámetros (la temperatura ambiente, la existencia de un escape de agua, etc.). Entre los más comúnmente utilizados se distinguen los siguientes:

-     Termostato de ambiente, destinado a medir la temperatura de la estancia y permitir la modificación de parámetros de consigna por parte del usuario.

-     Sensor de temperatura interior, destinado a medir únicamente la temperatura de la estancia.

-     Sensor de temperatura exterior, destinado a optimizar el funcionamiento de la calefacción a través de una óptima regulación de su carga y/o funcionamiento.

-     Sondas de temperatura para gestión de calefacción, necesarias para controlar de forma correcta distintos tipos de calefacción eléctrica (por ejemplo, sondas limitadoras para suelo radiante).

-     Sonda de humedad, destinada a detectar posibles escapes de agua en cocinas, aseos, etc.

-     Detector de fugas de gas, para la detección de posibles fugas de gas en cocina, etc.

-     Detector de humo y/o fuego, para la detección de conatos de incendio.

-     Detector de radiofrecuencia (RF) para detectar avisos de alerta médica emitidos por un emisor portátil de radiofrecuencia (de idéntico parecido a los mandos para apertura de puertas de garaje).

-     Sensor de presencia, para detección de intrusiones no deseadas en la vivienda.

-     Receptor de infrarrojos.

 

Actuadores

Por otra parte, tenemos los actuadores. Son elementos que utiliza el sistema para modificar el estado de ciertos equipos e instalaciones. Entre los más comúnmente utilizados se distinguen los siguientes:

-     Contactores (o relés de actuación) de carril DIN.

-     Contactores para base de enchufe.

-     Electroválvulas de corte de suministro (gas y aguas).

-     Válvulas para la zonificación de la calefacción por agua caliente.

-     Sirenas o elementos zumbadores, para el aviso de alarmas en curso.

Debemos indicar que el número de sensores y actuadores varía en el tiempo, dado que muchas empresas agrupan unos u otros en un sólo aparato abaratando costes, por lo que esta información siempre estará sujeta a posibles modificaciones a lo largo del tiempo. Sin embargo, los elementos básicos no varían.

Glosario referencial aplicable a la Domótica

CEDOM: Es una Asociación al servicio de sus asociados. Nació en 1992 por iniciativa de un grupo de empresas fabricantes de material eléctrico.

Domótica: El término domótica viene de la unión de las palabras domus (que significa casa en latín) y tica (de automática, palabra en griego, "que funciona por sí sola").

Teleasistencia: Es un servicio, dirigido a personas mayores que viven solas o a personas con discapacidad, que permite pedir ayuda en caso de urgencia, desde el propio domicilio.

Tipología: Clasificación y estudio en tipos o clases de un conjunto de elementos.

Videoportero: (también llamado vídeo portero) es un sistema autónomo que sirve para gestionar las llamadas que se hacen en la puerta de un edificio (sea complejo residencial, vivienda unifamiliar, centros de trabajo, etc.).

Contactores: Es un dispositivo con capacidad de cortar la corriente eléctrica de un receptor o instalación, con la posibilidad de ser accionado a distancia.

Lcdo. Argenis Serrano

Dragon Ball Súper para Colorear

Hogaristech Recomienda Visitar-->

Mi lista de blogs